¿CUANTAS PULSACIONES DEBO TENER EN REPOSO?

LAS PULSACIONES EN REPOSO TU MEJOR BAREMO DE ESTADO FÍSICO

Uno de los parámetros que mas utilizamos para valorar el estado físico de una persona es su frecuencia cardíaca en reposo. Cuando las pulsaciones son bajas entendemos que es una persona deportista y que tiene buenos hábitos saludables. Mientras que cuando las tiene altas, tenemos claro que sus hábitos dejan mucho que desear y debe tomar medidas para intentar que su corazón no tenga que trabajar tanto. ¿Cuántas pulsaciones debo tener en reposo?

¿Cuántas pulsaciones debo tener en reposo? Te conviene controlarlas.
¿Cuántas pulsaciones debo tener en reposo? Te conviene controlarlas.

Lo curioso es que mucha gente no tiene ni idea de cual es su pulsación en reposo, pero claro ¿Cuál es la pulsación ideal? ¿Cómo se si mis pulsaciones son altas o bajas?

¿CUANDO DEBO TOMARME LAS PULSACIONES?

La pulsación en reposo, como me habrás oído muchas veces, es la pulsación más baja que da nuestro corazón en el periodo de tiempo que estamos despiertos. 

Lo ideal para conseguir detectar esta pulsación es tomarla en el momento que más relajado pueda estar, que lógicamente es cuando nos levantamos de la cama. Y tú me preguntaras: -¿Pero solo con tomarla una vez,  ya se cual es mi pulsación en reposo?  Pues no, lo ideal es tomar tus pulsaciones durante 10 días y sacar la media. La razón de tomartela varios días es que no todos tus días son iguales y unos puedes estar más cansado que otros. 

¿COMO ME TOMO LAS PULSACIONES?

Los que ya tenemos unos años, nos hemos tomado siempre las pulsaciones con la mano, colocando tus dedos sobre la muñeca, cuello o la sien, pero si aprovechamos las nuevas tecnologías, lo ideal es tomártela con un pulsómetro. Lógicamente va a ser más fiable y mucho mas preciso. Como lo que queremos es tomar las pulsaciones al poco tiempo de despertarte, no olvides de dejar el pulsómetro a mano. 

Actualmente están muy de moda, los relojes que te miden tu actividad diaria y que suelen llevar función de pulsómetro, por lo que en muchos casos no es necesario ni hacer el proceso de tomar las pulsaciones durante 10 días y sacar la media, ya que el mismo reloj te hace el registro. Este es mi caso, ya que mi pulsómetro Polar Grit X, te hace un registro de tus pulsaciones mas bajas cuando estas dormido y cuando estas despierto.

¿TIENES PULSÓMETRO?

En caso de que seas de los que tienes pulsómetro, la fiabilidad de obtener tu pulsación en reposo es mucho más fácil.

1º Realiza el test cada mes, realizándolo en días bajo las mismas circunstancias (día, hora, descansado y sin ninguna alteración aparente).

2º Colócate el sensor de frecuencia cardiaca o tu reloj con pulso óptico y relájate tumbándote boca arriba.

3º Cuando haya pasado un minuto, empieza una sesión de entrenamiento con tu pulsómetro.

4º Mantente tumbado y tranquilo durante cinco minutos, sin mirar tu pulsómetro. Lo de no mirar es porque si ves unas pulsaciones que no te gustan, te va a generar una tensión que harán que aumenten.

5º A los cinco minutos, para tu sesión de entrenamiento. Mira el resumen de tu entrenamiento y comprueba el resumen del mismo. Este resumen te dará la frecuencia cardiaca media y la frecuencia cardiaca mínima, que es tu tu pulsación en reposo. 

AHORA TOCA ANALIZAR TUS PULSACIONES EN REPOSO

La conclusión principal que vamos a sacar de tener controlada tu frecuencia cardiaca en reposo, va a ser evaluar tu estado de recuperación y la evolución de tu condición física a lo largo del tiempo. Unas pulsaciones altas en relación a lo habitual nos puede ayudar a prevenir posibles sobrecargas o lesiones.

Si tu frecuencia cardiaca ves que va bajando con los controles que vas realizando, indicará que tu estado de forma está mejorando.

Y hablando de estado de forma, las grandes marcas de pulsómetros te dan tu estado de forma mediante un test que realizas en parado y de una forma muy sencilla. En el caso de la marca Polar que es la que yo utilizo de siempre, el test se llama POLAR FITNESS TEST, el cual haciéndolo regularmente te hace ver claramente el progreso de tu estado de forma.

A TENER EN CUENTA

Damos por hecho que una frecuencia cardiaca es síntoma de buen estado de forma. Pero claro, siempre que hablemos de una persona entrenada y que su mejora física le ha hecho reducir sus pulsaciones en reposo.

¿Qué ocurre si nuestras pulsaciones en reposo descienden sin una razón, como pudiera ser nuestra actividad deportiva? Pues que podemos sufrir una bradicardia. El  intervalo normal de pulsaciones en reposo de una persona normal oscila entre 60 y 100 veces al minuto. Si tienes menos de 60, podrías empezar a preocuparte.

La bradicardia puede ser un problema grave si el corazón no bombea suficiente sangre oxigenada al cuerpo. También hay que decir que la bradicardia en algunas personas no causa síntomas, ni complicaciones.

En muchas ocasiones, hemos oído que han implantado un marcapasos a una persona para ayudarle a mantener su frecuencia cardiaca a unos niveles correctos. El marcapasos lo que hace es corregir la bradicardia.

SINTOMAS DE UNA BRADICARDIA

Si tienes bradicardia, el cerebro y otros organos podrían  no recibir suficiente oxigeno, lo que posiblemente provoque estos sintomas

  • Desvanecimiento o desmayo.
  • Mareos o aturdimiento.
  • Fatiga.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolores en el pecho.
  • Confusión o problemas de memoria.
  • Cansancio rápido durante la actividad física.

QUE TE QUEDE CLARO

Para sacar conclusiones de si tu frecuencia cardiaca en reposo es alta o baja, dependerá en una gran mayor parte de tus hábitos saludables. Si eres de los que haces una actividad física correcta, te alimentas sano y descansas bien, no debes preocuparte en absoluto si cuando te mides pulsaciones en reposo son bajas. Al revés, debes estar contento de que estas sacando partido de tu ejercicio físico.

La actividad física hace que tu frecuencia cardiaca en reposo baje
La actividad física hace que tu frecuencia cardiaca en reposo baje.

Lo que si debes preocuparte es cuando sabiendo que no cumples con ninguno de los hábitos saludables fundamentales, tus pulsaciones están por debajo de 60 pulsaciones al minuto. No lo dudes acude a tu medico de cabecera y que te haga un reconocimiento para ver en que medida esa frecuencia cardiaca esta influyendo en tu salud. Como ya hemos visto en el post, puedes tener una bradicardia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba